Nosotros fundamos la Escuela Freud-Lacan de La Plata por el compromiso que asumimos con el psicoanálisis y con el objetivo de hacer que persista en nuestra cultura como una disciplina y un espacio discursivo crucial para la subjetividad, ya que es al Sujeto al que dedicamos nuestro trabajo clínico y teórico, nuestro estudio, investigación y difusión, en el legado que Freud y Lacan nos han dejado. En esta tarea nos encontramos decididos por el deseo, para establecer un lazo social que nos permita circular por los discursos, de modo tal que nos facilite la producción y la creación, y que en ellas el psicoanálisis avance en el campo de la cientificidad.

Los que formamos esta escuela y todos aquellos que quieran ingresar en ella, aceptamos el hecho de reconocernos en la experiencia como practicantes del psicoanálisis, siendo el conjunto abierto al vasto campo de la cultura, a los saberes y disciplinas que en el psicoanálisis confluyen. Situación que nos permite encontrarnos por un lado como pares y por otro en el respeto de la imparidad más radical. Si hay un lazo social que los analistas debemos investigar en nuestro modo de relacionarnos, es cómo se pone en juego la castración y la inclusión de la diferencia, de modo que no se haga de la problemática del grado y la jerarquía, segregación.

En este sentido, para la investigación de los vínculos entre analistas y los temas concernientes al Psicoanálisis, hemos dispuesto que el modo mínimo y nuclear de llevar adelante la tarea de escuela, será para quienes la integran la conformación de Carteles.

El Intercambio Clínico y la transferencia de trabajo han sido, en el año que nos precede, y seguirán siendo, uno de nuestros fundamentos. El encuentro para compartir una comunidad de experiencia, que es la clínica psicoanalítica, es un espacio privilegiado para leer, deducir, valorar e interrogar los efectos y alcances del psicoanálisis. Entendemos por clínica psicoanalítica no sólo lo real de la experiencia y la tarea sobre los testimonios en los que teorizamos los efectos, sino también interrogar lo que Freud y Lacan han dicho.

La cuestión de la formación del analista es una tarea a la que la escuela se aboca, ya que si una escuela está en condiciones de dispensarla, debe hacerlo. La formación de un analista es permanente y abarca buena parte de su vida, más allá de cualquier nominación. Freud y Lacan lo demostraron con su trabajo y sus obras. La formación compete tanto a los que la dispensan, sea cual fuere su momento, como a aquellos de los que se espera sean las sucesivas generaciones de analistas. Atentos a que no hay formación sin transmisión, ni transmisión sin transferencia, creemos que lo que se transmite es un deseo y un modo particular de leer las letras del Psicoanálisis.

La formación de los analista se anuda y fundamenta en un solo lugar posible: el análisis del analista, que es el eje ético alrededor del cual se organiza la escuela. Sólo de analizante se pasa a analista. Esto requiere una investigación permanente sobre qué es un analista y cómo deviene un analizante en analista. Así, el dispositivo del Pase es una instancia imprescindible de la estructura de la escuela y se constituirá en nuestro recorrido un jurado que produzca las correspondientes nominaciones de AE. En esta instancia propiciamos los vínculos con otras escuelas que acepten compartir y colaborar en esta tarea.

Los reconocimientos que la escuela dará a sus analistas es un tema que tenemos en cuenta y que nos exige un profundo debate que considere la nominación de AME.

La extensión del psicoanálisis asume su importancia en la realización de seminarios, jornadas, conferencias y ciclos culturales que se harán extensivos a la comunidad analítica, o en general, según su naturaleza. Y en un proyecto de publicaciones que difundirá lo que ocurre, se investiga, y se produce en la escuela.

La Escuela Freud-Lacan de La Plata se relacionará con otras instituciones analíticas dentro de los ámbitos existentes y en los posibles espacios y modos de enlaces que se puedan ir creando; con aquellas entidades pertenecientes al campo de la cultura; y también, según la ocasión, con las instituciones sociales que produzcan con su palabra y sus acciones influencia sobre la práctica del Psicoanálisis.

Para llevar adelante el trabajo de escuela establecemos el siguiente modo de organización

-Comisión Directiva
-Cartel de Pase
-Cartel de Clínica
-Cartel de Estudio y Formación
-Cartel de Entrada y Permanencia
-Cartel de Extensión
-Cartel de Biblioteca y Publicaciones

Para instrumentar las actividades establecemos los siguientes dispositivos

-Carteles
-Pase
-Seminarios
-Espacios de intercambio Clínico
-Jornadas
-Conferencias
-Actividades culturales

La comisión directiva se renovará cada dos años a partir de la aprobación del estatuto, por elecciones, y en asamblea, junto con los carteles de dirección,. En un plazo de cuatro meses se elegirá la primera comisión directiva. Esta se comprometerá a cumplir y hacer cumplir el presente acta y en el término del primer año, la puesta en forma del estatuto, la constitución de personería jurídica y el establecimiento de nueva sede.

Establecemos también en el presente acta un principio ético donde afirmamos la autonomía de los analistas, donde descartamos toda forma institucional externa que pretenda dar cuerpo a un Otro tercero de autoridad que medie o juzgue.

Como la Escuela Freud-Lacan de La Plata es una institución que comienza su camino, cada uno de nuestros proyectos, algunos en pleno funcionamiento y otros a concretarse en nuestro recorrido, expresan el compromiso que hemos asumido con el Psicoanálisis.

Alderete Sandra
Asla Diana
Balseiro María Encarnación
Cazeaux María Amalia
Chari Patricia
Clac Silvina Laura
Consolo Roberto
Demitroff Sergio
Di Núbila Alejandra Carolina
Echalecu Rodrigo
Font Alejandra
Gaibur Laura
Garcia Mariela
García Melieni Carolina
Levisman Paula
Loffredo María Cecilia
Luján Claudia
Maggiore Fabiana
Morales Paola Cecilia
Nucciarone María Virginia
Pellejero Marisa
Pereyra Mariana
Pérez Monteiro María Fernanda
Priore Mariana
Scottini María Leticia
Silvapobas Andrea
Tagliaferro Silvana
Zuccarelli Soledad

La Plata, 18 de Diciembre de 2004

 

© Copyright 2014 Ariel Muñoz.