La Escuela Freud-Lacan de la Plata es un lugar que hemos construido, por el deseo en acto, un conjunto de analistas reunidos en torno al quehacer clínico y al estudio del psicoanálisis.

Es en el lazo social entre analistas que se hace posible el intercambio, la puesta a prueba, cada vez, del psicoanálisis y la formación de cada uno.

La escuela es un lugar donde afirmamos en acto el psicoanálisis en intensión y en extensión, afirmación que también acepta la zona de indeterminación estructural que nos impone lo real y el azar que implica al deseo y a nuestro encuentro.

El acontecimiento clínico de analizar, la teorización de lo que ocurre en la práctica, el estudio y el trabajo con los conceptos así como la producción teórica y el análisis del analista en su fundamento hacen del psicoanálisis un conjunto abierto.

La escuela se constituye y escribe en una lógica de incompletud, de "no todo", por ende al tomar el concepto de escuela como institución psicoanalítica, aceptamos formar un conjunto congruente a la lógica del psicoanálisis.

Nuestra escuela está abierta a los analistas, analistas practicantes, en formación, y todos aquellos que dentro del campo de la cultura reconocen en el psicoanálisis la experiencia y la honda investigación sobre la estructura del sujeto, con sus matices y consecuencias en el vínculo al otro.

Seminario, Cartel y Pase, es la tríada donde la escuela produce su eje, pero es en los múltiples enlaces y deseos de sus integrantes que toman su cuerpo las distintas actividades.

Los invitamos, a quienes estén interesados, a interiorizarse en aquello que en la escuela se hace, se dice y se produce.


Historia

En el año 2003 un conjunto abierto de analistas practicantes comenzamos a reunirnos causados por un"sueño", en torno a un espacio que dimos en llamar "Grupo de intercambio clínico" cuya condición principal de pertenencia se resumía en analizarse y analizar.

Interrogar la clínica nos convocaba creando una oportunidad para el debate y la discusión. Propiciar el encuentro entre pares, pero también en el respeto por la imparidad más radical en el recorrido que implica hacer de la formación psicoanalítica una cuestión.

Nuevos espacios fueron surgiendo, nuevos interrogantes, sostenidos en la transferencia de trabajo. Con ello, tras un intenso tiempo de lectura e investigación en torno al lazo social entre analistas, concluimos en un acto.

Así, el 18 de diciembre de 2004 fundamos la Escuela Freud-Lacan de La Plata. Lugar que continuamos construyendo cada vez, por el deseo en acto y el compromiso que asumimos en relación al psicoanálisis.

© Copyright 2014 Ariel Muñoz.